Así como anticipamos vía Twitter, la producción de Rápido y Furioso 7 queda suspendida hasta nuevo aviso. Y esto se debe principalmente a que la productora cree necesario aguardar un tiempo prudente para que familia, amigos y todos los trabajadoras puedan hacer el duelo ante la trágica pérdida del actor Paul Walker.

 

 

Como era de esperar, Universal Pictures decidió detener la producción de la séptima película de la saga, para brindar todo el apoyo y contener a los familiares y allegados del difunto actor. De esta manera, el film que debería estar listo para julio de 2014, no lo estará.

Los rumores que circulan en la web sobre cómo continuará la cinta son varios, aunque dos son los más fuertes. El primero señala que, teniendo en cuenta que ya se grabaron varias escenas, Brian O’Conner, personaje que encarnaba Walker, podría perder la vida en la historia. Sin embargo, quizás para evitar las críticas de aquellos que pueden considerarlo de mal gusto, existe la chance de empezar desde cero el rodaje, con un libreto que debería reescribirse.

Además, también está circulando el rumor de que esta séptima entrega pueda ser la última en la que participe el actor Vin Diesel.